Estrés Laboral y la Violencia Intrafamiliar

ESTRÉS LABORAL Y LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

Me gustaría que vieran solo los 3 primeros minutos de este video antes de que leas mi siguiente artículo.



Si Uds. pueden observan se describen las manifestaciones del Estrés Laboral, con unos videos que podrían ser muy cómicos, pero es la realidad, y son los extremos a los que te puede llevar un Estrés Laboral no diagnosticado, mal controlado y muy prolongado.

Si traspasamos estos videos a nuestros hogares, podrían Uds. visualizar este mismo tipo de agresión en los individuos que conforman un hogar?… pues sí, una de las causas de la Violencia Intrafamiliar, es la presencia de un esposo o padre (madre) que se encuentra pasando por situaciones estresantes en su trabajo y que no sabe manejar la situación, ni  superarla.

Se dice que es Estrés Laboral es el desequilibrio percibido entre las demandas laborales y las  capacidades  de la persona para llevarlas a cabo, cualquiera de las personas que trabajan, podrían padecer Estrés Laboral por más capacitados que se encuentren ya que siempre existirá situaciones extremas que harán desequilibrar emocionalmente a los trabajadores; a eso se le añade: la monotonía, la vida rutinaria que causa apatía, desanimo, cansancio; la crisis económica influye grandemente en el Estrés Laboral por cuanto existe inestabilidad laboral.

Ahora imagínense a uno de las personas que aparecen en el video llegando a casa, luego de ser amonestado o quizás despedido por generar severa situación en su trabajo, ser recibido por una esposa demandante, unos hijos revoltosos, o quizás solo ser recibido por una esposa que está agotada también de trabajar y que además tiene que cuidar el hogar. Y que por mala “suerte” sin saber lo sucedido decide manifestarle una necesidad, que creen Uds. que puede pasar?

Si estamos frente a un individuo cuya capacidad mental es débil y a eso le añadimos Estrés laboral, podríamos imaginarnos que fácilmente en la situación anterior podría generarse de manera abrupta una agresión verbal y quizás también una agresión física que termine resquebrajando aun más la relación y el respeto mutuo.

El Estrés necesita momentos de fuga, para tratar de bajar un poco su malestar físico y mental y muchas veces cuando no se puede “explotar” en el trabajo, los individuos afectos, suelen explotar en la casa, al mínimo cambio de opiniones con su esposa (esposo) o hijos.

Qué tal si leen mi artículo Estrés Laboral y la familia, donde explico lo importante que es reconocer cuando estamos estresados y qué hacer para tratar de estabilizarnos sin llegar a la agresión en nuestros hogares.

Además es muy importante que cuando aparecen casos de VIF, la situación lo más seguro se ha salido de las manos y es hora de solicitar ayuda profesional.

Un aporte de:

Dra. Sheyla Guevara

PD: Deja tu comentario de este artículo y escríbeme tus inquietudes y necesidades con respecto a este tema, te trataré de contestar lo más pronto posible

Esta entrada fue publicada en Estres Laboral y... y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s